Las plantas bulbosas fueron en su día uno de las primeros ejemplos de colapso de un mercado. La historia de cómo los bulbos de tulipán fueron causantes de una de las mas famosas crisis financieras que Europa ha vivido es tan trágica como curiosa. Los bulbos de Tulipanes fueron traídos por los Holandeses durante el siglo XVI, y rápidamente se convirtieron en un furor en los mercados de flora del país. Lo interesante es que debido a un virus que contrajeron los bulbos, las variedades de tulipán se multiplicaron, debido a que el virus, el cual no era mortal para la planta, transformaba los colores de las flores. Esto hizo que la demanda por tulipanes de variedades exóticas se multiplicara y los precios subieran cuantiosamente, incrementando hasta 20 veces su valor en cuestión de días. Esto llevo a los productores a comprar mas tierras para el cultivo y a hipotecar sus casas y pertenencias, la gente ponía todos sus ahorros pensando que venderían mas bulbos y a mayor precio. La gente corriente comenzó a invertir en los productores pensando que recuperarían su dinero, pero un buen día los precios cayeron y los productores nunca pudieron pagar de vuelta a sus inversionistas y hasta el gobierno tubo que intervenir comprando parte de la producción a un valor mayor para intentar solventar la sangría, fue aun peor, y el precio acabo por desplomarse. Para hacerse una idea, un bulbo llego a costar 10 veces mas de lo que ganaba una persona con un buen sueldo en un año!!!! Y tras la crisis el precio se devalúo un 100%.

Las plantas bulbosas son aquellas que almacenan sus nutrientes y estructura en un bulbo bajo tierra. Dicho bulbo es el que almacena los nutrientes durante su periodo letárgico, y en los periodos de crecimiento sirve como soporte de las raíces para la planta.  La mayoría de este tipo de plantas suele ser perennes, teniendo tres: Letárgico, crecimiento y floración. Las plantas primaverales comienzan su periodo de floración en Primavera, y comenzaran su crecimiento durante el otoño, pudiendo volver a florecer pasado el invierno.

Hay muchas variedades de plantas bulbosas, divididas en varios grupos como los tubérculos, raíces tuberosas o rizomas también existen los llamados verdaderos bulbos, imbricados o tunicados, se les llama así por la piel que recubre al bulbo y lo protege. Ejemplos de bulbos tunicados son los Narcisos, tulipanes incluso el Jacinto o Muscari. En el caso de los narcisos podemos ver como se forman nuevos bulbos alrededor del original, los cuales podemos separar durante el periodo de descanso para obtener mas ejemplares. El otro tipo de Bulbo verdadero, es el imbricado, los cuales no tienen protección como los anteriores, y entre los cuales podemos encontrar los lirios. Es importante en este caso que los bulbos se mantengan siempre húmedos para que no se sequen. Los bulbos llamados cornos, son aquellos que se deben recoger de la tierra y almacenar en un lugar fresco y húmedo durante el otoño para poder plantar pasado el invierno. Ejemplos son el azafrán o el gladiolo. Los tubérculos también carecen de piel protectora, y se diferencian por que es en la misma raíz donde se reservan los nutrientes. Suelen carecer de base, y es en cambio la propia raíz la que crea la base de la planta. Caladios o los famosos tréboles incluso la Dalia son ejemplos de este tipo de planta. Los Rizomas se diferencian por como sus rizomas se extienden bajo el suelo formando una especie de colonia. En algunos casos este tipo de planta se considera incluso invasiva. Hay algunas variedades de Lirios que se extiende de esta manera horizontal.

Cuando plantar:

En el caso de los tulipanes jacintos o narcisos comenzaremos a plantar los bulbos en Otoño antes de que comiencen las heladas. Con esto nos aseguraremos de tener floración en primavera.

Donde plantar:

En clima meditarreano nos aseguraremos de tener un suelo poco compactado y con buen drenaje, teniendo en cuenta que buscaremos un lugar con mucha luz directa.

En el caso de plantar en macetas, nos aseguraremos de dejar un mino de 5-10 cm entre cada bulbo, y siempre enterrando los bulbos por la mitad.  Podemos también colocar los bulbos en un recipiente con agua, donde crecerán las raíces, un buen ejemplo son los jacintos. En este caso nos aseguraremos de cambiar el agua regularmente para evitar la putrefacción.

También podemos hacer un original regalo, creando un centro de Amaryllis con un vaso de cristal y musgo.

Como cuidar:

Los bulbos son plantas muy fáciles de mantener y los cuidados se basan en mantener el sustrato húmedo, y asegurarnos de protegerlos durante los días de heladas.

Esperamos que tengáis una buena cosecha en el 2018.

Plantas aéreas
Las plantas epifitas son aquellas que crecen fuera de la tierra, y sus raíces están expuestas al aire y al agua. Este tipo de plantas suele encontrars...
Laurel - Laurus nobilis
El laurel es un árbol arbustivo perenne que perteneciente a la familia de las lauráceas. Originario de la zona mediterránea. Adaptado a los climas ...
Deja un comentario

Por favor Inicia Sesión o regístrate para revisar